Salud Emocional

Te decimos cómo cuidar tu salud emocional durante el coronavirus.

A menudo nos preocupamos de las cosas que están fuera de nuestro control. Nuestro cerebro trabaja tiempo extra tratando de procesar los cambios que está experimentando. Como resultado, es difícil dejar de pensar en el coronavirus todo el tiempo, nos inquieta cuándo habrá una vacuna o tratamiento disponible, qué sucederá con la economía y nuestro trabajo, etc.  

Numerosos son los desafíos que el coronavirus nos ha traído como: 

1. Lo súbito y extendido de su aparición:
Está en todo el mundo y ya nos afecta en muchos ámbitos de la vida diaria. 

2. Impotencia
Como seres humanos nos cuesta trabajo afrontar las cosas que nos generan incertidumbre. Es duro observar cómo va afectando y lo poco que podemos hacer para controlarlo. 

3. Noticias constantes: 
Es fácil sentirnos agobiados y obsesionados con el tema del virus y más cuando nos encontramos escuchando todo el tiempo información sobre su constante propagación.

4. Aislamiento social: 
Desde nuestro aislamiento forzoso es poco lo que podemos hacer, además de esperar, sin saber cuánto tiempo durará.

5. Hay condiciones reales para sentir temor: 
Es normal, real y justificado estar preocupados por nuestros ingresos, nuestras deudas y nuestro empleo. 

Por ahora, tenemos claras las diferentes medidas que nos ayudarán a tener SALUD FÍSICA, como la distancia corporal con otros, permanecer en casa, lavarnos las manos constantemente, etc; sin embargo, esto no es todo lo que debe ocuparnos.

¡Nuestra salud emocional es igualmente importante!

¿Por qué es importante tomar precauciones emocionales? 

1. Como es bien sabido, nuestro estado de salud emocional tiene un impacto poderoso en la respuesta de nuestro sistema inmunológico. Es vital cuidarlo.  

2. Al estar en cuarentena con otras personas, nuestra salud emocional los afectará o los ayudará impactando negativa o positivamente su capacidad de resistir físicamente el coronavirus en caso de infección.  

3. Tomar precauciones emocionales nos ayudará a tomar mejores decisiones a lo largo de este tiempo que se vive como aterrador, desafiante y poco claro. 


CONSEJOS EMOCIONALES QUE PODEMOS TOMAR DURANTE EL TIEMPO QUE DURE EL CORONAVIRUS:

1. Poner atención en nuestros sentimientos y darnos permiso de vivirlos. Algunas personas están más propensas que otras en fracasar en este punto. Podemos estar viviendo este problema sin darnos cuenta de cómo nos sentimos, especialmente si tenemos una historia familiar en donde no se promovió observar o vivir nuestras emociones. Por ello, en estos días es importante enfocarnos en identificar cuáles son nuestros sentimientos y emociones. ¿Estamos preocupados, con miedo, nos sentimos solos, sin esperanza o perdidos? Sea cual sea el caso, el saberlo nos ayudará a tratar con nuestras emociones de modo más efectivo. 

2. Ayudarnos a sentir menos impotencia a través de hacer aquello que podamos. Hay que seguir las indicaciones que recibimos, usar nuestro buen juicio entre cómo cuidarnos a nosotros y a los demás.  

3. Limitar nuestro “consumo” de noticias. No es posible atender las noticias todo el día, no es sano para nuestras emociones. Podemos elegir el mejor momento del día y luego ¡esperar hasta al día siguiente! 

4. Usar el teléfono, Skype, Face Time y las redes sociales para conectarnos con las personas que queremos. Esta sugerencia nos permitirá estar en contacto y apoyar a nuestros seres queridos. 

5. Usar esto que está sucediendo como una oportunidad para crecer de alguna manera. De nosotros depende RENOMBRAR esta situación, no como una tragedia o días difíciles, sino como la gran oportunidad de crecer, de cambiar, de conectarnos con los demás, de hacer muchas cosas que nunca tenemos tiempo para hacer, etc.  Podemos elegir mejorar algo de nosotros y poner manos a la obra. 

Hay que decirlo una vez más: Ignorar nuestros sentimientos puede ponernos en riesgo. Hay emociones que nos cierran posibilidades en la vida: la desesperanza, el resentimiento, la resignaciónOtro ejemplo es el miedo y es posible que ante ese miedo tú: 

  • Realices una búsqueda excesiva de información, manteniéndote la mayor parte del tiempo estresado. 
  • Creas en toda la información que te comparten, ya que pueda ser falsa. 
  • Hagas compras de pánico causando desabasto. 
  • Discutas o pelees con personas cercanas por diferentes puntos de vista. 
  • Hagas visitas innecesarias al médico o a centros de salud, para evitar saturar la consulta y los espacios. 

En cambio, hay otras emociones que nos ABREN enormes posibilidades. ¿Por qué no nos programamos para cambiar nuestro estado de ánimo? Qué tal darnos el permiso de sentir esperanza, amor, alegría, paz y una emoción muy importante: la gratitud. Basta recordar todos los dones que tenemos, físicos, materiales, espirituales, nuestras habilidades y talentos, las oportunidades que sí tenemos al alcance. ¡Tenemos muchas cosas que agradecer! y aunque parezca extraño, lo que estamos viviendo estos días también es una oportunidad que en algún momento podremos agradecer, si nos enfocamos en aprender y crecer, en acercarnos a los demás, en mejorarnos como personas.

Y PARA CUIDAR NUESTRA SALUD FÍSICA: 

  • Sigue las prácticas de buena higiene: lavarse las manos, no tocarse la cara, evitar estornudar o toser en las manos. 
  • Evita lugares concurridos y no saludes de mano, beso o abrazo. 
  • Mantén por lo menos un metro de distancia de otras personas, incluyendo a tu familia.  
  • Revisa y comparte la información emitida por la Secretaría de Salud de Quintana Roo, ya que es la ÚNICA que tiene la información específica para el Estado. Sigue este link 
    qroo.gob.mx/SESA/nuevo-coronavirus-covid-19 
  • Mantén una buena rutina, incluyendo suficientes horas de sueño, ejercicio, buena alimentación, tiempo productivo y tiempo de descanso. 
  • Identifica los centros de salud cercanos y ten a la mano estos números 

800 8329198 – SESA 
911 – EMERGENCIAS 
998 251 3276 – CENTRO DE JUSTICIA PARA MUJERES 

Sigue las indicaciones de las autoridades del estado.  

Comparte esto con todas las personas que puedas. Seguramente encontrarán alguna cosa útil para vivir lo mejor posible esta situación.  

Previous Post

Curso de Funcionalidad Avanzada a Teams

Next Post

Live Event de Inducción a Teams