Autovaloración Emocional

Es común en esta temporada de contingencia, tener emociones que puedan mantenerte en un nivel de ansiedad y depresión, aprende a identificarlas y tomar medidas para manejarlas adecuadamente.

El elevado nivel de incertidumbre que acompaña esta situación precipita y mantiene un estado de captación ansiosa que constituye la preparación frente a una amenaza nueva y desconocida.

La situación vinculada con la pandemia es un estresor que puede incidir en nuestra calidad de vida. Algunas de las emociones que podemos estar sintiendo ante esta situación son:

MIEDO

  • Ejemplo: “me puede pasar a mi”o “puedo contagiar a mi familia”
  • Estos pensamientos pueden generar tanto reacciones funcionales como disfuncionales. En el primer caso, es posible que aparezcan conductas creativas, actividades formativas o recreativas. En el segundo, pueden presentarse conductas que implementamos para regular nuestras emociones negativas, como son el consumir noticias compulsivamente.

FRUSTRACIÓN

  • Ejemplo: “no puedo hacer lo que hago siempre” “no puedo terminar mi trabajo” “quiero salir y no puedo”
  • Frente a esta situación novedosa estamos obligados a ser pacientes y debemos generar nuevos hábitos.

ENOJO

  • Ejemplo: “el gobierno tendría que haber cerrado antes, esto no es mi culpa” u “otras personas no respetan la cuarentena y se aprovechan”
  • Suele ocurrir cuando experimentamos la sensación de que ocurre un hecho injusto. Lo que puede provocar conductas irresponsables como salir de casa o iniciar pleitos. Es importante recordar la importancia de realizar las denuncias por los medios oficiales y no exponerse a situaciones violentas.

AMBIVALENCIA

  • Ejemplo: “Ahora puedo hacer lo que nunca hago. Aunque quisiera saber cuándo terminará todo esto”.
  • Es posible sentir alivio por estar en casa pero tambien emociones como miedo, frustación o enojo.

ABURRIMIENTO

  • Ejemplo: “¿ahora qué hago?, “¿cuándo podré salir a divertirme?”
  • Es importante utilizar los medios digitales para mentenerse en contacto. Hay que tener en cuenta que es una situación transitoria.

TRISTEZA

  • Ejemplo: “no tengo ganas de hacer nada”
  • Es una etapa transitoria y que el propio esfuerzo por respetar las regulaciones es lo que permitirá que finalice lo antes posible.

SOLEDAD

  • Ejemplo: “me siento solo”, “que hago si me pasa algo”.
  • Es importante tener en cuenta que otros están pasando la misma situación y que puede ser posible establecer nuevas formas para vincularnos.

SENSACIÓN DE ENCIERRO

  • Ejemplo: “quiero salir a la calle y juntarme con gente”
  • Recordar lo transitorio de esta situación y la posibilidad de realizar otras actividades pendientes en el hogar.

ANSIEDAD

  • Ejemplo “voy a dormir hasta que termine esto”.
  • Es importante mantener una rutina, establecer una serie de actividades para realizar durante el día

Si tienes algunos de estos pensamientos o emociociones y te afectan considerablemente en alguna esfera de su vida, busca a un profesional de la salud mental, siempre con la finalidad de encontrar modos constructivos de manejar la adversidad.

En Grupo Xcaret nos encontramos interesados por tu bienestar físico y emocional, puedes escribirnos al correo de atc@xcaret.com para cualquier duda o sugerencia.
¡Estamos contigo, aún en la distancia!


Fuente:
Universidad de Buenos Aires. (2020). Recomendaciones psicológicas para afrontar la pandemia. Recuperado 26 marzo, 2020, de https://www.psyciencia.com/recomendaciones-psicologicas-para-afrontar-la-pandemia/

Previous Post

Infórmate desde casa

Next Post

¡Un respiro para el planeta!