Nueva Normalidad

Regresa al trabajo sin miedo siguiendo estos consejos post confinamiento.

Aunque para algunos la vuelta al trabajo puede presentarse como algo favorable, que permite retomar los hábitos y recuperar la “vida cotidiana”; para otros, la simple idea de reincorporarse al entorno laboral puede llegar a generar diversas reacciones, sobre todo después de vivir un periodo de contingencia tanto en el ámbito emocional como fisiológico provocando miedo, ansiedad, estrés, taquicardias e infinidad de trastornos negativos.

Estos problemas que se presentan, tras un periodo largo de aislamiento, pueden generarse por la sola idea de volver a la oficina o incertidumbre provenientes del cómo afrontar los nuevos protocolos empresariales de vuelta a la denominada “nueva normalidad”.

De acuerdo con especialistas de la BBC, existen sencillos consejos que puedes seguir para facilitar tu regreso al trabajo y combatir paulatinamente los efectos derivados del confinamiento:

  • Intenta no anticiparte: trata de evitar los sentimientos y/o pensamientos negativos, ya que generalmente es peor lo que imaginamos a la realidad que se encuentra después. No inviertas tiempo en ello.
  • Planifica: realiza un programa progresivo que te permita adaptarte a los nuevos horarios, protocolos y a la vez, liberarte de pensamientos negativos.
  • Expresa tu miedo: reconocer y hablar sobre el miedo que te genera salir, puede ayudarte a eliminarlo; transformándolo de lo abstracto a lo concreto.
  • Haz ejercicio: la actividad física quema calorías, te hace sentir bien, sirve para liberar la tensión acumulada y por supuesto fortalece tu sistema inmunológico.
  • Planea un protocolo de entrada y salida familiar: determina una zona segura para dejar ropa y/o zapatos después del trabajo y los cuidados necesarios si requieres utilizar el transporte público o ir al supermercado.
  • Piensa en:

*El reencuentro: los compañeros de trabajo pueden ser uno de los motivantes principales para volver a la oficina. Se trata de las personas con las que no sólo pasas la mayor parte del día; sino con las que compartes inquietudes, preocupaciones, risas, experiencias; etc.

*La desconexión: para algunas personas es complicado trabajar desde casa. Puede resultar difícil la separación de la vida personal y laboral e incidir en el incumplimiento de horarios; derivado de permanecer en el mismo ambiente al no existir fronteras físicas entre el trabajo y el hogar.

*Las comodidades: piensa en aquello con lo que podrás realizar tus tareas en el trabajo u oficina y que no tienes en casa; ejemplo: los escritorios, sillas o herramientas.

  • Practica ejercicios de relajación: realiza actividades gratificantes que te permitan recuperar tu estabilidad emocional o al menos, cortar los pensamientos negativos y desánimo.

Fortalece tu mente y aprendamos a vivir esta nueva realidad.

Fuentes:

Cinco consejos para afrontar psicológicamente la vuelta a la oficina, La Vanguardia.

-Coronavirus: qué es la “fiebre de cabaña” que puede causar el confinamiento y cómo combatirla, BBC News.


Previous Post

Bix a Bel

Next Post

Sonrisas del mes de mayo