Tristeza de invierno y el trastorno afectivo estacional

El invierno puede ser una estación difícil de atravesar. Los días son más cortos y fríos, nos acostamos más temprano y se nos dificulta levantarnos temprano en las mañanas oscuras y frías.

Durante esta temporada, las personas tienden a pasar más tiempo adentro de casa. Es probable que usted abandone las actividades que realiza cuando afuera está cálido y soleado. Si bien muchas personas pierden el ánimo durante los meses más oscuros, algunas padecen un tipo más grave de tristeza invernal que se llama trastorno afectivo estacional. Este trastorno es un tipo de depresión que llega en la misma época todos los años; en general, comienza en otoño y termina en primavera. El invierno suele ser la estación más dura de atravesar. No es tanto el clima frío sino la falta de luz lo que hace que el tratamiento del trastorno sea tan difícil.

El trastorno puede afectar a cualquiera, sin importar edad, género, lugar de residencia o genes. Por eso, cuando se acerca el invierno, es importante que reconozca los signos y los síntomas y pida ayuda, si lo necesita.

Te mostramos algunos de los principales síntomas, los cuales pueden ser:

  • Las personas con trastorno afectivo estacional pueden sentirse cansadas, tristes o irritables.
  • Pérdida de interés en actividades favoritas y alejamiento de amigos y familiares.
  • Con respecto al hambre, suele haber un aumento de peso o pérdida de apetito, y las dificultades para dormir suelen ser frecuentes.
  • Las personas con trastorno afectivo estacional de verano pueden sentirse ansiosas o enojadas.

Cuando este padecimiento suele ser de forma crónica o persistente, es recomendable asistir con un profesional de la salud mental. Sin embargo, te mostramos algunas recomendaciones para afrontar esta época de la mejor forma posible:

  • Es importante aprender a controlar los sentimientos y los pensamientos que tenemos evitando frases pesimistas. Intenta ver el lado positivo del invierno pensando en imágenes reconfortantes como abrigarse con una manta en el sofá, las tardes de películas y bebidas calientes. Todo ello ayudará a templar el ánimo.
  • Elige alimentos ricos en vitamina D, aprovecha los rayos de sol para asolearte. Ayuda a mejorar la tristeza y la ansiedad.
  • Realizar ejercicio produce dopamina, serotonina y endorfinas, las tres hormonas asociadas a la felicidad. Mover nuestro cuerpo es un beneficio fundamental, tanto físico como psicológico. Además, el deporte puede ayudar a reforzar la autoestima, ya que es una disciplina que requiere constancia, esfuerzo y voluntad, y al lograr los objetivos propuestos, se obtiene un alto nivel de satisfacción personal.
  • Aprovecha todas las horas de sol, despertándote y acostándote pronto. Aunque al principio sea difícil acostúmbrate al nuevo horario, los beneficios se notarán enseguida: un mejor descanso, más alegría y menos irritabilidad.
  • “Que el frío no te aísle”: A pesar de encontrarnos en una emergencia sanitaria relaciónate con familiares y amigos y no abandonar la vida social. Los ratos de ocio contribuyen a sentirse más contento. Recuerda seguir utilizando los medios virtuales, eviando realizar reuniones presenciales.

Deseamos que durante esta época de invierno puedas disfrutar de ti y tus seres queridos, siguiendo estos útiles consejos. En caso de que tengas alguna duda o comentario puedes escribirnos a enterate@xcaret.com, estamos para atenderte.

Recuerda mantener las medidas de salud y seguridad para cuidar el bienestar de todos.


Previous Post

10 Propósitos saludables para Año Nuevo

Next Post

Ante el COVID-19 ¡No bajemos la guardia!