Equilibrio de vida, trabajo y familia

A menudo, nuestro trabajo puede llegar a ocupar un lugar tan importante en nuestras vidas que solemos olvidar todo lo demás. Nuestro deseo de triunfar profesionalmente es tan grande que incluso llegamos a olvidarnos de nosotros mismos e ignoramos por completo el balance personal y laboral.

En otros casos, resulta ser la empresa la que exige un alto grado de compromiso que no deja opciones al colaborador. Es así como las personas terminan batiendo récords por horas de permanencia en el trabajo (ya sea en la oficina o en casa) por diversas razones. Entre ellas, por el temor de quedar desempleados, o el deseo de cumplir metas personales como un ascenso dentro de la organización.

Aunque el trabajo constituye un elemento esencial para el desarrollo de cualquier sociedad, la misma importancia tiene la familia, pues en dicho espacio se fomentan los primeros principios, valores y normas de vida que prepararán a un grupo de individuos para la convivencia en comunidad.

Desde que el hombre ocupa algún empleo, inicia una carrera por conseguir éxitos profesionales que provienen de largas y extenuantes horas dedicadas al trabajo. De esta manera, muchas personas no saben desconectar lo profesional de lo personal y se llevan a casa parte de sus pendientes de trabajo.

Las nuevas tecnologías que permiten disponibilidad de los empleados las 24 horas del día, el miedo a perder el empleo y la cultura nociva del trabajo, han convertido a las jornadas de trabajo en interminables momentos de estrés en las que se vuelve cada vez más difícil alcanzar un equilibrio laboral y personal.

Sin embargo, todos los expertos están de acuerdo en una cosa: tener un equilibrio personal y profesional genera efectos positivos en la salud física, mental, e incluso profesional.

Las ventajas del equilibrio laboral y personal no solo benefician a los colaboradores, que pueden ver reducidos sus niveles de estrés. Además, aquellos empleadores que garantizan equilibrio personal y profesional en sus centros de trabajo obtienen a cambio trabajadores más leales, más productivos y menor ausentismo.

En cuanto al equilibrio personal, te sugerimos tomar los siguientes consejos para procurar bienestar y calidad de vida:

  • Organizar tu tiempo en función de prioridades.
  • Establecer horarios para cada actividad y respetarlos para así no restar horas a tus diversos roles (colaborador, padre, madre, amigo, hijo).
  • Programar los tiempos de descanso en tus actividades diarias para oxigenar tu mente y tu cuerpo de la rutina diaria. En este momento puedes dedicar todas tus energías a realizar tus hobbies favoritos.
  • Fijarse metas reales en función de resultados.
  • Realizar una desconexión digital y disfrutar de actividades que requieran interacción con tu familia o amigos (juegos de mesa, círculos de lectura, ordenar la casa, etc.)
  • Si utilizas tu día de descanso para realizar trámites, aprovecha las opciones en línea que muchas de las instituciones públicas y privadas ya ofrecen, puedes tramitar tu licencia, INE, pagar predial, servicios, desde la comodidad de tu casa.

No existe el equilibrio laboral y personal perfecto – Cuando hablamos de balance personal y profesional podemos imaginarnos teniendo un día de trabajo extremadamente productivo, salir temprano y pasar el resto de la tarde con la familia y los amigos. Desafortunadamente, esto no siempre será posible, el trabajo y tiempo libre podrán variar de una semana a otra, por eso es importante que identifiques tus tiempos y te puedas adaptar a los cambios constantes para lograr tus metas.

Grupo Xcaret pone a tu disposición algunos beneficios como colaborador para que puedas tener este equilibrio entre trabajo, vida y familia, Consulta toda la información en https://gex.enterate.com.mx/ sección BENEFICIOS.

Algunos de ellos son:

  • Día libre por cumpleaños
  • Cortesías para parques
  • Descuentos en Day Pass y estancias en Hotel Xcaret México
  • Descuentos en tiendas, restaurantes y fotos en cualquiera de los parques
  • Catálogo de descuentos con proveedores externos

Es importante recordar que, aunque no siempre podremos tener equilibrio personal y profesional, al final del día somos nosotros los que tenemos la responsabilidad más grande: nuestras propias vidas.


Fuentes:
Fresno, José Manuel (2013). “¿Qué papel juega el trabajo en la sociedad?”. Sociólogos.
Jiménez Figueroa, Andrés y Moyano Díaz, Emilio (2008). “Factores laborales de equilibrio entre trabajo y familia: Medios para mejorar la calidad de vida”. Universum, N° 23 Vol1.
Redacción (2015). “Tips para mantener un equilibrio entre la vida laboral y la personal”. El Heraldo.
https://www.anahuac.mx/generacion-anahuac/la-importancia-del-balance-entre-vida-laboral-y-personal Lic. En Psic. Lenny G. Argáez Mena/Coordinadora Bienestar y Clima Laboral-Grupo Xcaret