Covid 19, del egoísmo a la solidaridad

En poco tiempo, el coronavirus cambió al mundo para siempre y alteró por completo las rutinas de la humanidad, a fuerza de poder de contagio y la falta de una cura. Hoy, la única manera de enfrentarlo es el aislamiento y llevar medidas de autohigiene, una situación que genera las más diversas reacciones.

La solidaridad y el egoísmo se muestran de forma descarnada: médicos que trabajan sin descanso versus farmacias que aumentan el alcohol en gel un 300%, personas que no respetan la cuarentena y otras que la siguen con conciencia, compradores compulsivos que desabastecen las tiendas y vecinos que se ayudan mutuamente.

“Lo que se pone de manifiesto son aspectos centrales del comportamiento humano, que tienen que ver con nuestra reacción ante el peligro y la incertidumbre. Si bien somos seres sociales, tenemos mecanismos de supervivencia implantados en nuestro cerebro a lo largo de la evolución y están diseñados para sobrevivir ante la amenaza”, explica el doctor Fernando Torrente, psicólogo y director del Instituto de Neurociencias y Políticas Públicas de la Fundación Ineco. Esta podría ser una primera respuesta a por qué el egoísmo, el “sálvese quien pueda” o la agresión a quien se ve como una amenaza integran las reacciones de individuos que enfrentan el peligro.

“La negación es parte del mecanismo de defensa. En estas situaciones, el temor se transforma en miedo y eso desestructura”

Gente que desestima la gravedad del problema y se escapa de vacaciones a la playa o pretende mantener sus rutinas. Incluso, algunos adultos mayores de 65 años, a pesar de su vulnerabilidad, no hacen caso a los consejos de extremar cuidados. “La negación es parte del mecanismo de defensa. En estas situaciones, el temor se transforma en miedo y eso desestructura”, explica Diana Kordon, presidenta honoraria del Capítulo Salud Mental, Derechos Humanos y Emergencias Sociales de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA). Por eso, indica que “los mensajes tienen que ser muy cuidadosos, para no pasar del miedo al pánico”.

Este tipo de efectos negativos que también trae la pandemia requieren ser erradicados con mejores conductas, consideró Pablo Ayala, decano asociado de Formación Ética y Ciudadana de la Escuela de Humanidades y Educación del Tec de Monterrey.

“Es importante tener una actitud de solidaridad y empatía; esta pandemia no es algo que no hayamos conocido antes; el no actuar de manera responsable puede poner en riesgo nuestras vidas y las de los demás”, señala Ayala.

PONTE EN LOS ZAPATOS DEL OTRO

“La empatía es un sentimiento moral que nos permite ponernos en el lugar del otro e imaginar cuál es la situación que viven en este momento”.

Para poder simpatizar con los demás, el experto dio algunas recomendaciones:

Infórmate
Hay que tener muy claro quiénes son las personas que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, como los médicos y enfermeras, pero también personal de limpieza o policías, que corren un alto riesgo de contraer un contagio en los espacios donde trabajan.

Conoce historias
Si nosotros conocemos las historias de vida de la persona que se salvó, que narra el infierno que vivió con la enfermedad, la primera reacción que uno tiene es esconderse en el rincón más seguro de tu casa porque no te quieres contagiar.

Simpatiza con el dolor ajeno
Con su imaginación una persona puede ponerse en la posición del enfermo, del afectado o del médico que está siendo juzgado. Desde esa posición emitir un juicio del papel que vive la otra persona y al recuperar la posición cambia la mirada sobre la vivencia de esa persona.

POR SOLIDARIDAD: QUÉDATE EN CASA Y RESPETA LAS REGLAS

“Con relación a lo intuitivo, que es de sentido común, parece que lo más cuerdo es atender el llamado del quédate en casa, por una razón muy simple de entender, quien sale a la calle sin un motivo se expone a contraer el virus y expone a su familia al contagio”.

Acentuó que, es importante ser responsables ante la pandemia, pues de no serlo, lo que para unos puede reflejarse simplemente en como un fuerte catarro para otros puede significar una muerte segura.

Esta responsabilidad es desde mantenerte en casa y no salir por cuestiones no necesarias y llevar a cabo todas las medidas de protección en caso de salir a trabajar o a realizar actividades esenciales.

Ante la pandemia del COVID-19, debemos seguir manteniendo las medidas de seguridad tanto dentro como fuera de Grupo Xcaret. No es momento de bajar la guardia y relajarnos, te invitamos a seguir cumpliendo con todas las medidas de seguridad.

¡Te cuidas tú, nos cuidamos todos!

Fuente:
https://www.lanacion.com.ar/comunidad/cuarentena-solidaridad-egoismo-dos-reacciones-posibles-incertidumbre-nid2345624/ https://tec.mx/es/noticias/nacional/salud/solidaridad-y-empatia-en-tiempos-de-covid-19-seamos-mejores


Previous Post

Productos ecológicos para bebé y mamá

Next Post

Afore y nuestro futuro