Día mundial del tapir, 27 de abril

El tapir centroamericano (Tapirus bairdii), también conocido como danta, anteburro o tapir mesoamericano, es el mamífero terrestre de mayor tamaño en el trópico mexicano y se encuentra clasificado en peligro de extinción según la NOM-059-SEMARNAT-2010.

En el mundo existen 5 especies de tapires, 4 de ellos habitan en Latinoamérica.

Es una especie que tiende a ser solitaria y tienen actividad diurna y nocturna, aunque suelen tener desplazamientos más largos en las primeras horas de la noche.

Son excelentes nadadores y buceadores, pueden cruzar ríos caminando en el fondo de los mismos o transitar senderos bien definidos.

Son esencialmente ramoneadores y frugívoros, consumen una variedad de frutos, hojas, tallos, cortezas y flores.

El periodo de gestación de las hembras dura aproximadamente 13 meses y en cada camada nace únicamente 1 cría la cual es capaz de caminar y moverse a los 15 minutos de nacida.

En México, la distribución del tapir se limita a las grandes áreas silvestres remanentes en los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Veracruz, y posiblemente Yucatán y Tabasco.

Prefieren zonas con alta disponibilidad de cuerpos de agua, sotobosque diverso y denso y grandes extensiones de vegetación, sin embargo, las altas tasas de deforestación han peligrado su supervivencia.

Se les considera los constructores de la selva ya que son excelentes dispersores de semillas por lo cual, su desaparición afecta notablemente el crecimiento y desarrollo de nuestro ecosistema.

La actividad humana ha sido intensa en la mayor parte del rango de distribución del tapir centroamericano. En particular, una fracción importante de los bosques tropicales y otros hábitats naturales en el sur de México y toda Centroamérica fueron severamente fragmentados y defaunados durante la segunda mitad del Siglo XX como resultado de un dramático incremento de la población humana (Cuarón, 1997; Matola et al., 1997).

Grupo Xcaret colaboramos con otras instituciones en la protección de especies en vida silvestre. Apoyamos trabajos de campo a veterinarios y biólogos provenientes de diferentes instituciones gubernamentales o privadas como lo son ECOSUR, CONANP, UNAM.

Nuestro principal objetivo es entender la salud de los tapires centroamericanos y la afectación que han sufrido por los efectos del cambio climático, analizando parámetros en su alimentación, comportamientos y actividades.

Con estos estudios contribuimos a la conservación del Tapir a través de la educación de la población local en donde se encuentra actualmente dicha especie.

En 2017 apoyamos en el rescate y rehabilitación de una hembra que se encontraba lesionada en Calakmul, aquí, veterinarios y especialistas trabajaron para recuperar la salud del ejemplar sin embargo, su condición era delicada, por lo que se decide trasladar a nuestras instalaciones.

En Parque Xcaret se le recibió, se adecuó una dieta acorde a sus necesidades y médicos veterinarios y técnicos de conservación trabajaron para lograr su recuperación. La recomendación de los especialistas es que el organismo deberá permanecer bajo cuidado humano, debido a que la probabilidad de sobrevivencia en el estado silvestre es muy baja, ya que presenta un gran apego al humano, debido a su rehabilitación en caso de liberarse podría acercarse a un poblado donde podría ser cazada o ser presa fácil para cualquier depredador.

Te invitamos a conocer esta especie y aprender más de ella.

Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales. (2009). Programa de acción para la conservación de la especie Tapir Centroamericano Tapitus Bairdii. 21 abril 2021, de SEMARNAT Sitio web: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/350217/PACE_Tapir_2009.pdf