Consumo de alcohol y tabaco durante el covid-19

El consumo de alcohol y tabaco representa un problema creciente de salud pública, debido a las múltiples consecuencias y riesgos que provocan en la salud de quienes las consumen, además de ser un factor de riesgo para la hospitalización y muerte por coronavirus.

La pandemia ocasionada por el Covid-19 ha impactado en la vida diaria de los consumidores de alcohol y tabaco, al condicionar el acceso y disponibilidad de los productos debido a las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno Federal al limitar los aforos y horarios de venta, además de la restricción temporal de la producción de alcohol durante el confinamiento al no considerarse como actividad esencial. Lo anterior supondría que al limitarse la comercialización el consumo disminuiría, sin embargo, los resultados fueron diferentes.

Con el objetivo de conocer el impacto de la pandemia sobre el consumo de alcohol y tabaco, la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC) presentó los resultados obtenidos de la encuesta “Estudio Hemisférico Sobre Patrones de Consumo de Sustancias Psicoactivas Durante la Pandemia de COVID-19”, en el que se concluyó que la ansiedad, el estrés y el confinamiento fueron las principales razones para que el consumo de estas sustancias incrementara, mostrando así que el 19.8% de los encuestados comenzaron a beber más alcohol y 18.7% también incrementó su consumo de tabaco.

Si bien, los resultados mostraron un interés mayor de los consumidores sobre el alcohol seguido del tabaco, así como un mayor consumo por parte de los hombres en ambas sustancias. Otros datos indican que el 41.5% de las personas mantuvo su consumo habitual de alcohol y de la misma forma el 33.2% de los fumadores.

Lo anterior, también guarda relación con los cambios que generó la pandemia sobre los hábitos de los consumidores. Como ya se mencionó, a lo largo de esta emergencia sanitaria se ha implementado la Ley Seca.

Uno asumiría que el objetivo de las autoridades al imponer estas medidas es reducir el consumo de dichos productos. Sin embargo, los datos de venta de 4 mil tiendas de autoservicio en todos los estados presentan una realidad distinta. El consumidor ha cambiado sus hábitos de compra dándole la vuelta a estas restricciones al adquirir más volumen, optar por etiquetas de precio bajo o estándar y adecuar su compra entre semana, esto en comparación al año 2019.

El director general del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México, Fernando A. Hernández señaló que el encierro motivó que se generaran algunos trastornos en la conducta humana, y por ende las personas consumieran alguna sustancia, principalmente el alcohol, sin embargo, enfatiza que es erróneo decir que el alcohol ayude a olvidar el contexto que estamos viviendo, lo certero es que hace que las emociones se cesen momentáneamente, ocasionado una mayor depresión y angustia, concluyendo entonces que el consumo de sustancias como el alcohol y tabaco no son la solución para olvidar los sentimientos ocasionados por la pandemia.

Referencias
Natera, G. (2020) La COVID, el alcohol y la depresión: ¿Qué pasó en México en el primer nivel de atención y las DIT, durante la pandemia? Organización Panamericana de la Salud. Recuperado de: https://www.paho.org/es/documentos/covid-alcohol-depresion-que-paso-mexico-primer-nivel-atencion-dit-durante-pandemia
Comisión Nacional contra las Adicciones (2021) Informe sobre la situación de la salud mental y el consumo de sustancias psicoactivas en México. Recuperado de https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/648021/INFORME_PAIS_2021.pdf
Hernández, F. (2020). Aumento del consumo de alcohol durante la emergencia sanitaria por covid-19 y las acciones del IAPA para contener este consumo / Entrevistado por Pedro Gamboa. Programa Telediario.
Alonso, L. y Lombardi, D. (12 de marzo del 2021). Ni tan Ley, ni tan seca. Forbes México. https://www.forbes.com.mx/red-forbes-ni-tan-ley-ni-tan-seca/