La pandemia y su impacto ambiental

La crisis de Coronavirus ha dejado un impacto tanto positivo como negativo a nuestro medio ambiente. La recuperación de ecosistemas por la reducción de gases de efecto invernadero y la disminución del tráfico ilegal de fauna silvestre son algunos de los beneficios medioambientales que deja la pandemia.

Laura Myllyvirta, integrante del Centro de Investigación de Energía y Aire Limpio (CREA) en Estados Unidos, menciona que debido al cierre de fábricas en China y restricción de vuelos disminuyó las emisiones de dióxido de carbono (CO2) por lo menos un 25%, que llega a representar un 6% a nivel global. Miles de aerolíneas redujeron y suspendieron su número de viajes, en Europa los vuelos se redujeron un 90% con respecto a 2019, en Estados Unidos los vuelos funcionaron en 50%, todo esto según la BBC. Sin embargo, el uso de equipo de protección personal que se han vuelto indispensables desde el comienzo de esta epidemia, como cubrebocas, caretas, y guantes, ha tenido un costo ambiental muy importante. Un estudio realizado a mediados del año 2020 estimó que se usan cerca de 129 mil millones de cubrebocas y 65 mil millones de guantes en todo el mundo, aunque su uso ha sido primordial para proteger la salud, por esa misma cantidad de basura generada es urgente buscar estrategias para la reducción de desechos.

Organizaciones como Opération Mer Propre en Francia trabajan con ayuda de buzos de forma manual para recolectar dichos desechos que terminan en el océano afectando a la fauna marina. Ocean Innovators menciona “considerando la cantidad de guantes personales y máscaras usadas alrededor del mundo, esperamos más de 350 mil toneladas de polución adicional generada como resultado de la crisis del Covid-19”. “Ninguna guerra, recesión u otra pandemia ha tenido un impacto tan dramático en las emisiones de CO” durante el último siglo como el que ha logrado el Covid-19 en pocos meses” afirmó Matt McGrath, corresponsal de medio ambiente del medio.

Preservar la naturaleza para evitar pandemias

“Esta crisis de salud debe ser una llamada de atención”, señala por su parte en un comunicado reciente el Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF. “Y así debe ser, ya que deberá servir para generar una mayor conciencia social frente al cuidado del planeta y el uso racional de los recursos”.

En este sentido, y según señala WWF-Italia en un reciente estudio, “existe un vínculo muy estrecho entre la propagación de las pandemias y el tamaño de la pérdida de la naturaleza, una problemática que se acentúa año a año”.

“El trabajo Pandemias, el efecto boomerang de la destrucción de los ecosistemas: proteger la salud humana preservando la biodiversidad destaca algunos de los efectos más devastadores causados por el hombre y cómo estos inciden en la propagación de algunas enfermedades que tienen un fuerte impacto no solo en la salud de las personas, sino también en la economía y las relaciones sociales”.

El estudio se refiere así a la conexión que existe entre las acciones humanas y ciertas enfermedades y subraya que la salud humana “puede protegerse precisamente defendiendo la naturaleza”.

Otra razón para la propagación de las enfermedades, según este documento, es la destrucción de los ecosistemas naturales, que tienen “un papel fundamental en la regulación de la transmisión y propagación de enfermedades infecciosas”.

“La destrucción de los hábitats y la biodiversidad causada por el hombre rompe equilibrios ecológicos que pueden contrarrestar los microorganismos responsables de ciertas enfermedades y crear condiciones favorables para su propagación”, alerta el informe. Por esta razón y para evitar que el mundo “tenga que seguir enfrentándose a este tipo de situaciones”, la presidenta de WWF Italia, Donatella Bianchi, considera que es esencial “proteger los ecosistemas naturales, conservar las áreas no contaminadas del planeta, combatir el consumo y el tráfico de especies silvestres, reconstruir el equilibrio de los ecosistemas dañados y detener el cambio climático”.

Fuente:
https://www.compromisoempresarial.com/rsc/medio-ambiente/2020/04/inesperados-beneficios-coronavirus-medio-ambiente/